22 mar. 2012

El arroz...¡mano de santo!

Además de convertirse en una gran variedad de platos deliciosos, el arroz es un producto que nos puede ayudar en muchas otras tareas del hogar. Desde Aula Gastronomica te recomendamos que lo aproveches para:

- Limpiar botellas y recipientes de formas extrañas. ¿Os han regalado un jarrón muy bonito pero imposible de lavar? (es tan fondo y estrecho que la mano no te llega al final). Aquí va un truco: añade un poco de arroz al jabón y agua, sacúdelo y vacíalo... ¡el arroz se ha convertido en un perfecto estropajo! Aun así, vigila con los materiales delicados.
 
- Añade unos granos de arroz a tu salero para evitar que la sal tapone los agujeros.

- El arroz como producto de cosmética. Puedes aprovechar el agua de hervir tu arroz ¡integral! o preparar una solución extra con media taza de arroz integral por 2 de agua. Con un paño húmedo, escampa el líquido (resultante de la ebullición) por tu cara y a continuación la limpias bien. Por su alto contenido en vitaminas, el arroz integral te ayudará a suavizar la piel y mejorará tu aspecto.

- Si tienes dolor de espalda puedes improvisar una esterilla eléctrica rellenando un calcetín con un par de tazas de arroz. Lo atas bien, lo pones unos minutos al microondas (sin pasarse) y lo aplicas en la zona de dolor.

- Usa el arroz para secar. Por ejemplo, si te ha caído el teléfono móvil en un charco puedes probar de sumergirlo en un recipiente de arroz... ¡te sorprenderás de la humidad que es capaz de absorber! Y quizá te ahorres de comprar un nuevo aparato ;) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario