31 ene. 2012

En la comida o en la cena: sorbos de cerveza

Tradicionalmente, la cerveza ha sido concebida como refresco para acompañar aperitivos, tapas, o para beber entre comidas. Ahora, hay que cambiar el chip porque este concepto ya no es 100% válido.

Y es que desde hace unos años encontramos en el mercado cervezas pensadas y elaboradas para que un público más gourmet pueda tomarlas, también, durante las comidas. Se trata, en definitiva, de bebidas creadas con un objetivo gastronómico, como la cerveza DeDues.

Dedues es una empresa ubicada en Sant Esteve d’en Bas (Garrotxa), rodeada de un paisaje exuberante donde los volcanes son los protagonistas indiscutibles. Aquí nace una cerveza de características únicas, gracias a:
- El uso de agua de la zona volcánica, de gran pureza y muy rica en minerales.
- El uso de levaduras de alta fermentación, mucho más aromáticas que las de baja fermentación.
- La segunda fermentación se realiza en botella, lo que resulta en un carbónico muy fino.
- Un proceso de elaboración completamente natural, sin conservantes, colorantes, ni procesos de pasteurización o filtrado.

En sintonía con ese concepto de cerveza gastronómica, las botellas de Dedues se parecen más a una botella de vino que a una de cerveza tradicional. Se recomienda tomarlas en copa de base ancha y boca estrecha (tipo Burdeos). En el momento de servirlas, se aconseja mantener la copa en vertical y la botella formando un ángulo de 90º, para que la cerveza caiga directamente en el centro de la copa y de esta forma reducir el carbónico que queda en la copa.

Actualmente, Dedues cuenta con tres referencias imprescindibles: DeDues Original (para platos de alcachofas, berenjenas, ahumados…), DeDues Andante (ideal para marisco) y DeDues Tocatta (para maridar con foies, postres, frutos secos o como copa de sobremesa).

Y recordad que si queréis aprender más sobre el mundo de la cerveza, podéis participar en los talleres de cata y maridaje que organizamos en Aula Gastronomica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario