30 nov. 2011

Entrevista al alma máter de Aula Gastronómica


BEATRIZ CROS, cocinera y responsable de Aula Gastronómica

Para ti, ¿qué es Aula Gastronómica?
Es la prolongación de mi salón, donde hacía las cenas con mis amigos. Yo vengo del sector de la hostelería, mis padres tenían un restaurante y siempre me ha gustado tener gente comiendo en casa. En un momento dado todos mis amigos me animaron para que montase un restaurante, pero preferí transformar la idea en Aula Gastronómica, un espacio donde quiero que la gente se sienta cómoda, aprendiendo y disfrutando.

¿Podemos decir, pues, que el gusto por la cocina lo has heredado?
Desde pequeña tengo muy claro que me gusta tener gente en casa, reunirlos alrededor de una mesa. Y me gusta compartir todo lo que implica la cocina, desde la compra de los productos hasta el proceso de cocinarlos… En mi casa la idea siempre ha sido "lo hacemos todo entre todos", nunca hemos ido de invitados porque lo bonito es que todos colaboremos.

¿Disfrutas más en la preparación del plato, o cuando ves que a la gente le gusta?
Mi momento preferido es cuando todos estamos en la mesa, compartiendo aquello que hemos hecho y pasando un buen rato juntos.

¿Todos podemos llegar a ser buenos cocineros?
A quién le guste tener gente en casa y experimentar en los fogones, ésos serán buenos cocineros. Luego, claro, hay que investigar y trabajar, pero la base es que te guste lo que haces.

¿Qué consejo puedes dar a los que empiezan?
Que cada día se pongan el reto de hacer algo diferente, o de descubrir un producto nuevo… Es importante que no nos quedemos con el registro de recetas de siempre, hay que estar constantemente evolucionando y aprendiendo.

El peor momento que has vivido en la cocina…
El otro día tenía una cena familiar y queríamos hacer una paella de verduras. El problema es que me pasé con la piel de alcachofa y quedó ¡demasiado amargo! Al final lo convertimos en un delicioso risotto y salvamos la situación, pero el momento de pánico lo tuvimos…jeje

Para acabar: una imagen en positivo…
La verdad es que en Aula Gastronómica he conocido a mucha gente, de quién he aprendido mucho y algunos ahora se han convertido en mis amigos. Éste es un valor añadido muy grande. Hace unos días, por ejemplo, vinieron a clase unos alumnos que hacía más de cuatro años que no asistían a nuestros cursos de cocina porque habían sido padres y no tenían tiempo… El hecho de que volvieran, me hizo mucha ilusión.

2 comentarios:

  1. ...romper las gafas de lo complicado, no siempre es fácil.
    En la Aula tu lo logras!
    Gracias
    Mc

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo desde que os descubri gracias a Cler, le vi una nueva posibilidad de enfocar la profesion que por circunstancias no puedo ejercer como sabeis, y como Bea, mis amigos me dicen siempre que me lanze y enseñe todo lo que se y voy aprendiendo. Y el 22 hago mi primer curso en casa.. A ver si va bien y disfruto enseñando a cocinar y asi la pena no es tan grande.
    Minerva

    ResponderEliminar